La contradicción de México en 2012

Compartir en:

Recibido: noviembre 2014

Aceptado: febrero 2015

La contradicción de México en 2012 a los flujos de Inversión Extranjera Directa, una explicación desde las teorías del comercio internacional.

Selene Jiménez Bautista[1]

Fernando Eduardo Plata Rosas[2]

 

Resumen

Las teorías surgen como una explicación racional al mundo que nos rodea en varios semblantes. Al igual que la realidad está en constante cambio, estas deben irse adaptando al contexto actual, es decir, la realidad impone retos a la teoría. Los autores que han adoptado la Inversión Extranjera como tema de análisis y estudio, tratan de explicar el movimiento de los recursos (capital, tecnología, sistemas, etc.) a través de las fronteras internacionales y, en su mayoría, han concluido que los recursos se trasladan de los países desarrollados a los países con menores grados de desarrollo.

En el 2012, una economía emergente, México, en lugar de ser una economía receptora de inversión extranjera directa, se convirtió en una exportadora de inversión directa, contraviniendo así las conclusiones de los estudios sobre los flujos de IED mundiales. Este artículo hace una revisión de algunas teorías de la inversión y del Comercio Internacional en búsqueda de una explicación a este fenómeno.

Palabras clave: Teorías, Comercio Internacional (CI), Inversión Extranjera Directa (IED), Economías Desarrolladas (EDE), Economías Emergentes (EEM), Economías en Desarrollo (EED), Flujo de capital

 

Abstract.

Theories arise as a rational explanation to the world around us in various areas. As reality is constantly changing, these must adapt to the current context, ie reality imposes challenges to the theory. Authors who have adopted foreign investment as the subject of analysis and study, try to explain the placement of resources (capital, technology, systems, etc.) across international borders. Most of these authors have concluded that resources are transferred from developed countries to countries with lower levels of development.

In 2012, an emerging economy, Mexico, rather than being a host economy for FDI, was an exporter of direct investment, in contravention of the findings of studies on global FDI flows. This article reviews some theories of investment and international trade looking for an explanation of this phenomenon.

JEL: A10, B49, M21

Introducción

Los estudios, análisis y teorías de las últimas décadas respecto al movimiento internacional de capital, en específico de la Inversión Extranjera Directa (IED), se enfocan en explicar el origen, función y efecto de esta, así como identificar el destino que toman estos flujos.

No es de extrañarse que todos los puntos teóricos partan del análisis de un estado generador de capital (Economía Desarrollada) hacia uno con menos recursos (Economía en Desarrollo, Emergente o en Transición), ya que ésta ha sido la generalidad por varios siglos. Además, todos los que sustentan una teoría al respecto han pertenecido a estas naciones, tales como Heckscher y Ohlin (1919-1933), Helpman (1984), Krugman (1985), Kojima (1976), Porter (1990), Ozawa (1992), entre otros. Durante estas décadas y aun en nuestro tiempo, la mayoría de los flujos de capitales provienen de países desarrollados que van a economías emergentes y sobre ello han versado varias teorías.

¿Cómo pueden responder estas teorías cuando la IED es de una EEM a una EDE, si esto no va de acuerdo con los principales postulados del movimiento internacional de IED?

Los postulados de las principales teorías de CI no pueden ser aplicables en el escenario actual de las economías mundiales, ya que en ninguna de ellas se manifiesta si quiera por suposición, la posibilidad de que una EEM genere flujo de capital a una EDE.

La teoría pura del Comercio Internacional se centra en la explicación de cómo se mueven los bienes entre las diversas economías, ampliando a la teoría monetaria, podemos incluir cuestiones de equilibrio en la balanza de pagos y tipos de cambio. La inversión, por sí misma posee su teoría, pero se apoya en la del CI cuando se trata de inversión a nivel internacional.

 

Hasta el momento, existen investigaciones y diversos análisis que hacen mención de los motivos por los cuales las EDE invierten en las EEM, el principal argumento es que los países desarrollados, abundantes en capital, mueven el capital a países con trabajo abundante y escaso capital, o bien circulan el capital entre países desarrollados. En la actualidad, aunque no es muy común, se ha presentado el caso contrario: Estados con poco capital, como México, invirtiendo en estados con mucho capital o de capital similar.

 

Ante estos supuestos, el presente artículo busca  explicar la forma y/o los motivos por los cuales una EEM, como lo es México, se abre paso como expulsor de capital hacia las EDD Para ello se revisan las principales teorías del CI que hacen referencia a la IED, para observar si alguna de ellas responde a este fenómeno.

Primeramente, se analiza la concepción de inversión extranjera directa para México como una EEM y algunos organismos supranacionales. Posteriormente, se hace referencia a la evidencia de un México expulsor de inversión extranjera directa para  después revisar en las principales teorías de los movimientos de capital directo, el cómo puede esto producirse. Finalmente, se presentan las conclusiones y las fuentes de la presente investigación.

 

 

 

Inversión Extranjera Directa. (IED)

La Secretaria de Economía (SE) de México describe a la IED como “Aquella inversión que tiene como propósito crear un interés duradero y con fines económicos o empresariales a largo plazo por parte de un inversionista extranjero en el país receptor” (Secretaria de Economía, 2013).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), una organización internacional que tiene por misión promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo, la define como:

 

 

La inversión extranjera directa refleja el objetivo de establecer un interés duradero por parte de una empresa residente en una economía (inversor directo), en una empresa domiciliada en una economía diferente de la del inversor directo (la empresa de inversión directa. El interés duradero implica la existencia de una relación de largo plazo…La propiedad directa o indirecta del 10% o más de poder de voto…) (OCDE, 2011:53).

 

Asimismo la Ley de Inversión Extranjera de México (LIE), legislación de un país emergente (México), en su artículo segundo explica lo entendido por IED, expresa tres incisos:

 

  1. a) La participación de inversionistas extranjeros, en cualquier proporción, en el capital social de sociedades mexicanas;
  2. b) La realizada por sociedades mexicanas con mayoría de capital extranjero; y
  3. c) La participación de inversionistas extranjeros en las actividades y actos contemplados por esta Ley. (LIE, 2013)

 

Las dos primeras definiciones nos hablan de una relación entre empresas (asociados) que buscan tener una relación en una compañía residente, de los intereses que se crean. La tercera igualmente, nos habla de sociedades, asumiendo que estas sociedades se crean entre empresas, o entre agentes, no existe más razón que satisfacer las necesidades de esos agentes para lograr la inversión.

 

Es claro que el gobierno de México como EEM tiene una visión de la IED como receptora de capital. Incluso no hay una especificación para la salida del capital, es decir, que la misma ley mexicana no esperaría que hubiera expulsión de IED, congruente con las teorías que mencionan el flujo va de EDE a EEM y no al revés. Sin embargo, por medio de las definiciones precedentes, no es exclusivo que una economía emergente sea receptora, sino que dejan la posibilidad abierta de ser expulsora.

 

Es substancial tener contempladas a las partes que intervienen en la IED y como se puede entender este mutuo rendimiento. “La inversión extranjera directa refleja el interés de largo plazo de una entidad residente en una economía (inversor directo) en una entidad residente en otra economía (inversión directa)” (Mariela B, citando a UNCTAD, 2010). Cubre todas las transacciones entre los inversores directos y la inversión directa, lo cual significa que abarca no sólo la transacción inicial, sino que también las transacciones subsecuentes entre las dos entidades y el resto de empresas afiliadas.

 

Es decir, la UNCTAD (2013) habla del capital no solo como una inversión fija en un punto del tiempo, sino constante, que tiende a generar movimientos dentro de la economía, a crecer, madurar, ser rentable y generar que esta misma salga de la economía receptora como capital nacional. Además del crecimiento y desarrollo de las industrias (capital) nacionales que ya están en camino o ya se encuentran en mercados mundiales.

 

Dado que ha sido señalado ya por varios autores a lo largo de la teoría de la inversión, esta se da para obtener un beneficio económico, el empresario emprende para ganar, por ello, el concepto que profesaremos de IED es: Poner en movimiento el capital, en nuevos o diferentes mercados (extranjeros), para obtener su máximo rendimiento o cualquier otro factor que genere un crecimiento de la entidad emisora, atendiendo todos los factores que puedan intervenir en el máximo aprovechamiento de la inversión.

 

Economías desarrolladas, economías en desarrollo y  flujos de Inversión Extranjera Directa.

Las teorías no se pueden adaptar totalmente a la realidad, ya que esta se encuentra en constantes cambios, por lo tanto, algunos teóricos intentan “mejorar o modernizar” las teorías para adaptarlas a estos cambios. Derivado de las nuevas interpretaciones de la realidad, es necesario señalar que para definir una economía desarrollada y una emergente nos apegamos a la UNCTAD (2013), quien las define como:

  • Economías desarrolladas, son aquellos países cuyo nivel económico y Producto Interno Bruto (PIB) son muy altos, además de contar con grandes industrias e infraestructura, tienen constante desarrollo de su economía y en los factores no económicos, manejan buenos niveles en su Índice de Desarrollo Humano (IDH). Además de eso y de acuerdo con la UNCTAD (2014) entendemos como países desarrollados a los miembros de la OCDE (excepto Chile, México, la República de Corea y Turquía).
  • Economías emergentes, el termino fue acuñado por Antonie W. Van (1981), de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial (BM), y son economías que presentan un crecimiento en su nivel de producción, al punto de poder competir con las economías desarrolladas, pero aun sin alcanzar los demás factores como Producto Interno Bruto (PIC), Índice de Desarrollo Humano (IDH), etc, pero que tienen una tendencia para lograrlo. Ejemplo los BRICs[3].
  • Economías en desarrollo, su principal característica es que sus exportaciones están basadas en productos del sector primario, los servicios públicos y sus políticas de desarrollo aun son limitados en comparación con los de una economía desarrollada.
  • Economías en transición, básicamente son países europeos y asiáticos transitando sus regímenes políticos, de acuerdo con Rafael Pampillón (2008) se dividen en tres sectores (áreas geográficas): 1. Centro Este en Europa (CEB), 2. Sudeste de Europa (SEE) y 3. Comunidad de estados independientes (CIS). Siendo un total de 26 países. Según Martin N. Baily y Pal Erik Sjatil (2008) en el 2008 miembros del grupo CEB, como República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia, y miembros del grupo SEE, como Bulgaria, Croacia y Rumania, tenían un crecimiento anual del 5% y atraían una IED superior a los US$ 40 millones anuales, la crisis del 2009 provocó que esta inversión se desplomara hasta un 75%, y para el 2013 (UNCTAD, 2014) registran un 28% de aumento en la captura de inversión, y un estridente aumento en la salida de capital, al registrar 84%

 

Es en estos grupos entre los que se mueven los capitales de IED en el mundo.

 

Generalmente el flujo de IED es de las primeras economías a las segundas, terceras y cuartas. Ahora, en México, una economía emergente, está surgiendo la IED que llega a EDE, EEM y/o en EED.

 

La IED mundial se ve afectada por muchos factores, en el 2012 tuvo una disminución a comparación de su constante crecimiento en otros años, ya en 2013 (UNCTAD 2014) se da un aumento del 9% alcanzando 1.45 billones de dólares.

 

Un cambio relevante en el 2012 es que fue la primera vez en la historia de años recientes (2000-2014), que las EEM reciben una mayor inversión extranjera directa que las EDE, en concreto recibieron un 52% del total de la inversión mundial (ver gráfica 1). Además, los países en desarrollo generaron casi un tercio de la salida de IED, con lo que parecen iniciar un giro en los flujos de IED, creando la expectativa de que tienden a alcanzar a los países desarrollados como expulsores de capital (UNCTAD, 2013).

 

Las EDE, han sido las máximas receptoras de IED históricamente, recibían capitales de otras economías desarrolladas, asimismo, son las que exportaban el capital a otro tipo de economías. Hay que tener presente que las EEM han comenzado a mover su capital y también lo han hecho hacia las EDE.

 

En el 2013 la IED florece para las EDE crecen en 566,000 millones de dólares, pero siguen detrás de las EEM y EED, ya que éstas adquirieron 778,000 millones de dólares, el 54% del total (UNCTAD 2014)

 

 

Gráfica 1: Entradas de IED (en miles de millones de dólares)

 

Fuente. Elaboración propia con datos de la UNCTAD (2014)

 

Se ha considerado, igualmente, que la rentabilidad podría ser un indicador de donde mover el capital. La tasa mundial de rentabilidad de la IED que proporciona la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo es de 7% a nivel mundial, 8% a economías en desarrollo, 13% a economías en transición y 5% a las desarrolladas. (UNCTAD, 2013). La UNCTAD para fines estadísticos agrupa a las EED y a las EEM en economías en desarrollo. Siendo así, las economías en transición deberían ser las receptoras favoritas, pero ahora la preferencia de invertir en economías EED y EDE habla de la existencia de otros factores en la toma de decisiones sobre inversión más allá de la rentabilidad.

 

Los países en desarrollo también buscan el máximo rendimiento de su capital, por lo cual tiene sentido que también se dirijan a otros países en desarrollo, pero a consideración nuestra, la IED moderna, además de acrecentar beneficio económico, tiene presentes otros factores de importancia en la elección de a dónde dirigir su capital.

 

Los países en desarrollo (en este caso también entendemos las EEM y en transición), tienen una participación nada despreciable en la salida de capital, ya que en este 2012 exportaron 426,000 millones de dólares, un 32% del total mundial. Tal como se muestra en la gráfica 2.

 

Gráfica 2: Salidas de IED (en miles de millones de dólares)

Fuente. Elaboración propia con datos de la UNCTAD (2014)

 

México, un país emergente, y la Inversión Extranjera Directa.

Para atraer la inversión a sus estados, aumentar la capacidad productiva, generar empleos, atraer tecnología y desarrollo sostenible, los gobernantes buscan nuevas estrategias de desarrollo e incentivos para la entrada de capital, y a la par, crean marcos normativos para la IED, idean o reforman políticas industriales, y estratégicamente ponen ciertas limitaciones a las adquisiciones transfronterizas, esto con el fin de proteger su mercado e industria local.

 

Las economías desarrolladas están teniendo pérdidas de IED, ya que los inversionistas fijaron rumbo hacia aquellas economías que puedan generar un mayor rendimiento de su capital, según la UNCTAD (2013), en el 2012 las EDE tuvieron una pérdida en su captación de capital, reduciéndose está a 32%, alcanzando 561, 000 millones de dólares, algo no registrado en los últimos diez años en dónde el promedio de captación para ellas de del 50%. Esto afecta severamente a los países desarrollados, ya que desacelera el constante crecimiento que tuvieron durante los últimos 5 años, genera pérdida de empleos, hace vulnerable al mercado, y de hacerse una tendencia, a largo plazo podría generarles una recesión, por lo menos, 2012 y 2013 marcan pérdidas en el flujo de IED para las EDE como bloque.

 

Algunas empresas de países emergentes, como México, han logrado poner en movimiento su capital, contraviniendo la regularidad respecto a ser receptores, ya que han generado sus propios estándares para fomentar su oportuno crecimiento y desarrollo. La salida de IED de México al extranjero ha aumentado considerablemente, según una publicación del sitio web Dinero en imagen (Ramos, J, 2013), del 2007 al 2012 esta finalizó con un total de 61 mil 435.5 millones de dólares, casi tres veces más que la ejercida de 2001 a 2006.

 

De enero a septiembre de 2012, el capital que salió de México sumó 16 mil 374 MDD, más de la mitad realizado en ese mismo periodo del 2011, lo que nos habla de un fuerte movimiento del capital, para el mismo periodo pero del año 2013 la salida de inversión fue de 6 mil 615 MDD (Arturo, 2013), y para el mismo tiempo del 2014 fue de 4 mil 732 MDD la caída en la salida de la inversión se puede apreciar mejor en la siguiente gráfica  (gráfica 3), estadísticamente nos muestra una caída a partir de 2013, después del pico registrado en 2012.

 

Curiosamente en el 2012 México no figura dentro de los 20 países receptores de IED pero se encontraba en el lugar 15 de los países exportadores (UNCTAD, 2013), ya en el 2013 (UNCTAD, 2014) aparece en el lugar número 10 en recepción de inversión, solo un puesto después que España y sale de los primeros 20 lugares de los países expulsores de capital.

 

Lo que va de 2013 a 2014 empresarios mexicanos destinaron nueve mil 967.8 millones de dólares a IED, “La suma de recursos transferidos desde México a bancos en el exterior más la inversión realizada por empresas mexicanas fuera del país llegó el año pasado llego a una cifra sin precedente de 37 mil 350.6 millones de dólares” (El diario, 2013).

 

 

 

Grafica 3. Salida de IED Mexicana

Fuente: Elaboración propia con datos de Dinero en imagen (2013) y Crónica (2013).

 

 

En el 2013 (Morales R, 2013), Grupo ADO compró a la compañía de autobuses española, país con quien se está dando un fuerte intercambio de IED, Grupo Avanza por un monto no difundido, pero estimado en al menos 600 millones de dólares. Por otro ramo, Grupo Bimbo informó que en los próximos cinco años invertirá 1,000 millones de dólares en infraestructura en Estados Unidos.

 

De acuerdo a lo dicho por Roberto Morales (2013) en lo que va del año, Coca-Cola FEMSA (KOF) concretó la compra del grupo embotellador brasileño Companhia Fluminense de Refrigerantes por 448 millones de dólares y acordó adquirir a Spaipa, también embotellador, en una transacción en efectivo por 1,885 millones de dólares. Asimismo, comunicó que invertirá 200 millones de dólares en una nueva planta en Colombia, debido al incremento de la demanda que prevé para los próximos años en la región.

Jorge Ramos (2013), señala que América Móvil, de Grupo Carso, que preside el empresario Carlos Slim, adquirió en tres mil 800 millones de dólares a KPN, la operadora holandesa de servicios de telefonía, e incrementó su participación en Telekom Austria.

Grupo Elektra, de Ricardo Salinas, compró Advance America por 780 millones de dólares (Ramos J. 2013)  Por su parte, Grupo Bimbo invirtió 29 millones de dólares en una fábrica en la región centro oeste de Brasilia, con la que ya suma ocho en Brasil; y 30 millones adicionales en otra fábrica ubicada en Córdoba, Argentina, donde ya tiene seis.

México en 2012 se convirtió, según las estadísticas registradas ante la UNCTAD, en una economía expulsora de inversión extranjera directa. Revisando la IED acumulada de 2000 a 2012, se puede observar que el ingreso y salida de capital en México parecen ser paralelos en 2001 y 2002, pero que a partir de 2003, la inversión que entra es mayor que la saliente ampliando la brecha entre la entrada acumulada y la salida acumulada, señal de ser un país receptor neto. Sin embargo, a partir de 2007 ambas se vuelven inestables, notándose para 2012 un acortamiento en la distancia de los acumulados, señal de que en este año el saldo fue hacia la expulsión de IED.

 

 

Gráfica 4: México, Inversión Extranjera Directa Acumulada (Millones de dólares a precios y tipo de cambio corrientes)

Fuente: knoema (2013)

 

Organismos regionales como la CEPAL (Comisión Económica Para América Latina y el Caribe), brinda estadísticas para medir flujos de IED, más las da en capital neto, es decir el saldo de lo que entra y sale del país. La CEPAL ratifica en el año 2012 un saldo negativo en el flujo de inversión extranjera directa para México, recuperando la recepción neta en 2013.

 

 

Gráfica 5: Flujos de IED neta

Fuente. Elaboración propia con datos de la CEPAL

 

La Secretaría de Economía de México toma en cuenta estándares del Fondo Monetario Internacional (FMI), Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), knoema se basa en las estadísticas de la UNCTAD y la UNCTAD se basa en sus propios parámetros internacionales. Todas coinciden en un punto que contradice la normalidad en 2012.

Con base en la metodología UNCTAD, con la salida paralela a la entrada se podría señalar que este comportamientos se debe a los beneficios regresando a sus casas matrices, o bien, extendiendo sus lugares de influencia, pero la separación de la salida, sobre la entrada nos habla de que el capital nacional busca ya otros lugares para la obtención de ganancias o persecución de otros fines.

“-Las empresas mexicanas optan cada vez más no solo por exportar, sino por asociarse con empresas de otros países” comentó Lorenzo Ysasi, director del Consejo Mexicano del Comercio Exterior (Comce), (Morales R, citando a Lorenzo Ysasi, 2013), además de que el mercado local ya es pequeño para  las transnacionales, las empresas buscan evolucionar y competir a un nivel internacional.

Si bien ya existía el movimiento de capital por parte de las empresas mexicanas a mercados internacionales, el contexto de las economías va cambiando las causas y el destino de los capitales procedentes de México, incluso de habla ya de apoyos gubernamentales  al crecimiento de las empresas mexicanas hacia afuera. Por ejemplo, en el 2007 se creó ProMéxico, que en palabras de su director general Francisco Gonzales manifiesta: “Nuestro objetivo es que más empresas mexicanas consoliden su presencia a nivel global” (Morales R, 2013), y por sus acciones o no en 2012, México lideró el envió de flujos de IED al extranjero en América Latina. Este flujo se dirige a toda clase de economías en el mundo, aunque tiene un destino más constante a las economías emergentes, y si algo ha caracterizado a las inversiones mexicanas es que suelen ser muy precavidas y productivas. Así, México en 2012 fue expulsor neto de capital, sin ser una economía desarrollada.

Las teorías sobre la Inversión Extranjera Directa.

 

Se presentan a continuación las principales teorías sobre movimientos internacionales de bienes, servicios y capitales, enfocadas hacia la IED. Se puntualizó en cada teoría una revisión sobre la idea de la inversión proveniente de países capital abundante a países trabajo abundante, para más adelante expresar una idea del cómo se podrían explicar teóricamente la inversión de una economía emergente como México a economías desarrolladas.

 

Teoría de la localización   

 

Reúne una considerable cantidad de expositores Laundhart (1885), Thünenm (1826), Weber (1909), Greenhut (1955), Owen (1982), entre muchos otros. Es un conjunto de supuestos, técnicas, modelos, etc, en los cuales se pretende que la colocación del capital genere un mayor rendimiento para una empresa, sin restricción de que el emisor sea una economía desarrollada (EDE) y el receptor una Economía en Desarrollo (EED), lo cual da cabida a la inversión de EED a EED o EDE. Sin embargo, algunos de sus expositores han señalado abiertamente que el curso de la IED es de desarrollados a emergentes.

 

Esta teoría pretendió analizar los factores que intervienen en espacio y localización, todos ellos enfocados, a los costos. Los principales autores de esta teoría, como lo son Hötelling, Cristaller y Lösh, según J. Moreno (Sin año), la orientan hacia aspectos tales como funciones empresariales de coste, transporte y cercanía (producción-compra). Esto, soportado por Mario Polese (1945), señala que los procesos de industrialización van junto con grandes procesos de urbanización, y a la par, la población va en busca de empleos, siguiendo la creciente industria. Se puede interpretar con facilidad que las industrias locales pueden conseguir menores costos frente a las externas.

 

Weber (1909), hace hincapié en diferentes formas de cómo las economías externas pueden competir; y es por medio de trabajo más cualificado y productivo, mejores procesos de producción y la adaptación de los sistemas en las economías, logrando así romper con la ventaja que les da a otras empresas su localización respecto a otras.

 

De las demás teorías de la localización se pueden identificar diferentes tipos de factores según sus diferentes exponentes como Marshall (1920), Greenhut (1955), Buigues y Jacqemin (1992), Owen (1982); todos los factores que hacen referencia son dedicados a la atracción de IED, por ejemplo: los flujos de conocimiento, concentración de actividades productivas, educación, tamaños del mercado, factores de distribución territorial, factores de tipo local, entre otros. Es importante señalar que igualmente, podría darse que estos factores atraigan a empresas de países en desarrollo a países desarrollados, donde sí existen estos polos, pero no se ha dado alce a esta posibilidad.

 

Economías de Aglomeración

 

Las economías de aglomeración, teoría propuesta por el economista Alfred Weber (1909) tiene en él a su principal expositor, explica que la aproximación de diversos factores productivos dentro de un territorio genera que las actividades económicas tiendan a vincularse, provocando un gran desarrollo concentrado, atrayendo capital, mano de obra, innovación, tecnología etc., Weber señala el costo del transporte y la mano de obra como las variables clave, además de que creía que si varias empresas se encontraban en una misma región los costos se reducirían, al reducir la mano de obra y el transporte.

 

Esto podría explicar la salida de capital de una EEM a una EDE, únicamente si estos encontraran un polo en una región estratégica y cercana ubicado en una EDE. Actualmente el capital se desplaza atravesando zonas comerciales y continentes, además de llegar a nuevas economías que no son precisamente distritos industriales, en éstos casos los capitales son pioneros y llegan a formar éstas economías de aglomeración.

 

Esta teoría esta mejor enfocada a los bloques regionales y/o económicos, las economías de aglomeración, así como las expone Weber, son fundamentales para mejorar en el índice de desarrollo humano de las diversas economías que se encuentren vinculadas.

 

El modelo Hecksher-Ohlin (H-O)

 

El modelo H-O (1919-1933) es un parte aguas en las teorías del Comercio Internacional, ya que explica que un estado exportará todo aquello cuya producción local sea abundante y barata, e importará lo que requiera de factores escasos y caros en su país, es decir, los países trabajo-abundantes exportaran lo que requiera mayor fuerza de trabajo, e importaran de los países capital-abundantes lo que les requiera de un costo mayor en capital. Para incorporar la inversión en el modelo H-O es imprescindible la incorporación del supuesto de desigual dotación factorial entre países, así un país exportador de inversión debe ser aquel que posea capital en abundancia, apoyando así la idea de que la IED proviene de países desarrollados.

De una forma implícita requiere de un mercado internacional de movilidad de factores y competencia perfecta, lo cual se ve desvirtuado, en el actual andar de los mercados internacionales y el movimiento de capital (Helpman, E. y P. R. Krugman 1985).

 

Como teoría surgida del CI, el modelo H-O habla de producir en un país local y solventar los faltantes mediante intercambio de mercancías. Sin embargo, abre la posibilidad de que se pueda solventar la desigual dotación de factores por medio de llevar los componentes como el capital a otro país que le complemente el proceso productivo. Bajo esta óptica, sin duda resultaría más fácil mover capitales que mover mano de obra, por ello la inversión extranjera directa iría del desarrollado al emergente.

 

Una forma de inversión extranjera que podría explicar lo anterior, es el outsourcing, al subcontratar mano de obra de economías con trabajo abundante, se pondría en movimiento el capital.

 

Michal Kalecky (1933)

 

Michal Kalecky hace análisis diferente, autor de “La teoría matemática de la economía dinámica y de los ciclos de negocios” y que parte de las bases Ricardo-Marxistas (esto implica que toma “la división de clases” como un factor determinante.), y plantea ideas respecto a la inversión desde el incremento de la demanda y la capacidad productiva. Con el uso de, “los fondos internos, la masa de ganancia, y el acervo de capital” como tres variables principales, pretende exponer los movimientos de la economía, devenidos de los movimientos en la inversión.

 

Para Kalecky, la inversión, primordialmente, se refiere a bienes complejos, particulares a procesos de producción, señala que el rezago puede ser una causa de la acción tardía de toma de decisiones, ante los factores determinantes de la inversión “El introduce una doble reacción: primero, la inversión respecto a fondos internos, y segundo, la inversión respecto a la tasa de ganancia” (Kalecky 1984), es decir, ninguno de los factores que consiga ser causa de la inversión, pueden determinar la respuesta antes escrita, sino deben interactuar ambos factores para llevar a cabo la inversión.

 

Las ganancias y el acervo de capital son dos variables clave en la explicación de Kalecky, y dos puntos de importancia para esta investigación; ya que el economista señala la primera como algo positivo para la inversión, y la segunda como algo negativo. Es necesario resaltar que las EDE cuentan con una menor ganancia industrial generada por la IED, en comparación con EEM y las EED. Ya que el acervo es mayor en las EDE debe moverse a los países que no cuentan con él (EED, EEM), en ellos el flujo de la inversión generaría una mayor ganancia. Lo que confirma Kalecky usando éstas variables es que resulta adecuada la inversión de países con capital abundante a países con trabajo abundante.

 

Un elemento que resalta por su importancia e interés, es que Kalecky, señala que la ganancia que se tiene ahora está determinada por los flujos de inversión pasados, generando mayores gastos, aumento en empleos, distribución de ingreso y por lo tanto con el tiempo mayor masa de ganancias.

 

La teoría Japonesa, Kojima (1976).

 

El precepto de Kojima es que el capital invertirá en países donde pueda tener costos menores de producción, buscando proporciones factoriales de producción en los flujos comerciales (como una ramificación del modelo Hecksher-Ohlin), la producción del estado receptor del capital debe ser de productos intermedios, cuya elaboración requiera de productos en los cuales el país inversor del capital posea una ventaja comparativa, además de que este mismo país debe generar actividades que representan una ventaja respecto al inversor. El punto novedoso en esta teoría es que habla de la internacionalización de la producción usando como medio la IED.

 

La función de la inversión considera de ambas naciones (inversora y receptora) las variables que generen un mayor rendimiento y menor costo, pero básicamente se enfoca en la proporción y/o intensidad de los factores de producción, dejando al margen otros elementos importantes como infraestructura, diversificación, capital humano especializado, etc.

 

Esta teoría puede explicar vinculaciones o triangulaciones entre muchas empresas transnacionales, pero al hablar de la dotación factorial relativa para determinar el movimiento del capital, da campo de acción a que la empresa, independientemente del país de origen, vaya a donde le generen menos costos, igualmente, de si este destino es emergente o desarrollado.

 

La Nueva Teoría de Comercio Internacional (NTCI)  

Paul Krugman (1985), señala que existen elementos adicionales al trabajo que desplazan a diferentes capitales. La fuerza de producción de un estado está manifestada como la capacidad de producir economías de escala. Agrega a las variables de la función de inversión factores que intervienen en las operaciones, que no habían sido contempladss con anterioridad, como transporte, costos de intercambio, rendimientos marginales decrecientes de especialización, la tecnología y los cambios dinámicos (Zacarias,J y Martinez,C 2008).

Un gran punto de consideración en la NTCI es que deja un poco relegadas las ventajas comparativas en el análisis y agrega factores como la distribución de ingreso en los países que obtienen ventajas y ganancias con el  comercio internacional, además de que los sectores económicos comienzan a ganar terreno como “variable” en las teorías. Según Zacarias J. (haciendo referencia a Krugman P, 2008), la ventaja comparativa está influenciada por la inversión entre los recursos de las naciones y la tecnología de producción, pudiendo así los factores desplazarse a diferentes sectores, incluso internacionalmente.

Los principales factores de la NTCI se ven reflejados en los elementos que la Teoría Clásica del Comercio Internacional (TCCI) dejo atrás: economías a escala, comercio intraindustrial, economías externas, competencia imperfecta, movilidad de factores, etc. es decir, la IED irá a donde pueda generar economías de escala, beneficiándose de varios contextos, así que si se pueden generar economías de escala en EDE, las empresas de EEMs pueden ir ahí. En realidad la inversión iría a cualquier país que le permitiera generar economías de escala.

Porter “The Diamond Theory” (1990)

 

Michel Porter aporta un gran punto de vista, apegado al ámbito administrativo, que presta atención a las ventajas a obtener por la empresa del país inversor como mano de obra cualificada o infraestructura, condiciones de demanda del país, industrias secundarias, y las condiciones sobre el modo de creación, organización y dirección de las empresas (Diaz Raquel, 2002: 6) además de que incluye el papel del gobierno y la suerte como otros factores.

 

Las condiciones internas, externas y de contexto de la empresa determinan si debe exportar su capital o no. En este análisis las decisiones, incluyendo la inversión, en empresas de países desarrollados o en desarrollo, surge del análisis de las condiciones de la empresa. Si las características de los países a los cuales llegará el capital y las acciones del gobierno para atraer la inversión son favorables bajo las condiciones actuales de la empresa, ésta decidirá invertir, independientemente si va a países desarrollados o en desarrollo. Esto aplica a empresas de países desarrollados y en desarrollo.

 

Teoría dinámica de los flujos, Ozawa (1992).

 

De inicio esta teoría explica que cuando existe un flujo de capital, puede ser de un país en desarrollo como desarrollado, pero que debe de dirigirse a una economía menos desarrollada con las principales características que busca la IED desde el enfoque más común, es decir, grandes recursos naturales, mano de obra cualificada, menores costos etc.. Al entrar capital, el país mejorará en muchos aspectos internos que a su vez atraerán diferente IED de otros puntos.

 

En consecuencia, el nivel de ingreso del país receptor mejorará, por lo tanto las empresas que invirtieron y su industria local serán más grandes permitiendo la salida de capital hacia otros países en un futuro, lo que convierte al país receptor en un exportador de capital pasado un tiempo.

 

La teoría de Ozawa se acerca mucho al contexto actual que viven las empresas transnacionales, en especial las de los países emergentes. Bajo esta óptica las empresas mexicanas que han logrado salir al mundo y tener el crecimiento que ahora poseen son consecuencia de la IED recibida en etapas anteriores, ya que primero se necesita la entrada de inversión de un país capital-abundante a un país menos desarrollado para que este a su vez pueda exportar el capital.

 

Paradigma OLI (1997).

 

El paradigma OLI, o enfoque ecléctico de Dunning, trata de exponer los factores de una empresa internacional en el contexto de empresas multinacionales, para esto se basa en tres simples elementos, que son: las ventajas específicas en propiedad de la empresa, las ventajas de internacionalización del proceso productivo y la localización de los países destino de la IED.

 

Las empresas internacionales poseen diferentes tipos de ventajas de propiedad y diferentes series de activos intangibles, estas ventajas que son superiores en su mercado local pueden explotarse en un ámbito internacional, ciertas naciones podrían presentar características específicas que junto con las ventajas precedentes de la empresa les permita tener un mayor beneficio en países receptores. Es decir, que conforme a las ventajas de la empresa y los valores cualitativos y cuantitativos que pudieran ofrecer ciertas naciones, el capital se movería, no solo para que genere un mayor rendimiento, sino en casos, para mejorar el estatus de la empresa, procesos, niveles de desarrollo o cualquier otro elemento que le sea favorable.

 

Consideramos que Dunning presenta una de las teorías que más se acerca a explicar el movimiento de capital de un país trabajo-abundante a uno capital-abundante, ya que se buscan ventajas, incluyendo factores cualitativos como la imagen corporativa o posicionamiento de marca.

 

De acuerdo con Villareal (2004), dice existen tres puntos que Dunning considera factores decisivos en el paradigma ecléctico para determinar la dirección que tomaran los flujos de inversión, el primero de ellos es la intervención del estado con políticas económicas que permiten generar características ventajosas para las empresas extranjeras, y así de economías de escala.

 

El segundo de ellos es la infraestructura y equipamiento, como carreteras, aeropuertos, puertos marítimos, ferrocarriles, etc. y por último la generación y desarrollo de tecnología de las localizaciones.

 

Las economías en desarrollo se caracterizan por iniciar en su fuerte competencia contra las economías desarrolladas, pero aún se encuentran rezagadas en estos últimos tres factores determinantes para la dirección de la IED en comparación con los países capital-abundantes.

 

Conclusiones

 

La conclusión es que no existen teorías específicas que manifiesten abiertamente que los países en desarrollo puedan ser expulsores de capital, sino al contrario, la regularidad dice que el capital va de los desarrollados a los países en desarrollo.  Así, la irregularidad de México como expulsor de capital debe buscarse en las teorías que den cabida a ella, aunque no lo mencionen explícitamente.

El desarrollo de las teorías sobre el CI y la inversión extranjera directa pueden funcionar específicamente para las economías y el tiempo sobre las cuales se desarrollaron. El comercio, los negocios y la economía internacional son los protagonistas del desarrollo y crecimiento mundial, la aplicación de dichas teorías no siempre son suficientes para explicar el comportamiento a nivel global de sí mismos, puesto que en ninguna de éstas se logra abarcar por completo todos los factores que interactúan con su funcionalidad y conducta, cada una de ellas puede ser verdad para situaciones en específico y no ser válida en otras situaciones.

En la actualidad, las inversiones internacionales dependen de múltiples factores donde no solo interviene la riqueza del estado y aspectos cuantitativos, sino que las intenciones de la inversión también han evolucionado. Las empresas modernas, sin importar del país que son originarias, ya no solo buscan el máximo rendimiento de su capital, sino, también pretenden generar valores agregados, prestigio para su marca, expansión de mercado, reducción de costos, responsabilidad social, competitividad, entre otros atributos.

Es por lo anterior, que ahora solo las empresas pueden determinar qué factores son los más importantes para decidir cuál es el destino de inversión que tendrá su capital. Las empresas de economías desarrolladas, como de las emergentes, de las de transición y de las de vías de desarrollo identifican esto a diferentes formas y niveles, ya que todas buscan captar la mayor cantidad posible de IED, pero la forma en que lo intentan es muy diferente dependiendo el tipo de economía que manejan y esto influye también en el tipo de inversión que pueden atraer. Las empresas mexicanas, a pesar d-e provenir de un país emergente han empezado a expulsar inversión, superando la que recibe el país, convirtiendo en 2012 a México en expulsor de inversión extranjera directa.

Dentro de las diversas teorías revisadas, se encontró que independientemente del grado de desarrollo de una economía, sus empresas pueden exportar su capital, atendiendo a diversas razones, hallando las siguientes:

  1. Según la teoría de los flujos dinámicos, la inversión extranjera que se ha recibido durante años en México ha logrado ya su maduración y es ahora, que el dinamismo sembrado en el pasado, ahora se cosecha como una expulsión de capital hacia el resto del mundo.
  2. Es posible, como señalan las economías de aglomeración, que ahora las economías emergentes, como la mexicana, tengas empresas que busquen integrarse a polos de desarrollo ubicados en países en desarrollo o países desarrollados.
  3. Las empresas en expansión de países emergentes estén buscando menores costos, como señala Kojima, y estos se encuentran en países desarrollados o en países de similar desarrollo.
  4. Como señala la nueva teoría del comercio internacional, los agentes de países en desarrollo buscan obtener economías de escala, que solo es posible trasladando parte de su inversión a otras economías, desarrolladas o no.
  5. Después de analizar los factores contemplados en el diamante de Porter, las empresas de países como México, observan que pueden aumentar sus fortalezas expulsando capital a otros países, incluso si estos son desarrollados.
  6. Dunning, desde su enfoque ecléctico, da luz sobre los factores cualitativos que se fortalecen al invertir directamente en el extranjero. Por ejemplo, es de gran prestigio tener sucursales en las economías desarrolladas, lo cual alienta a cualquier empresa a invertir ahí, independientemente de su país de origen.

Así, seis teorías, implícitamente, podrían justificar este fenómeno de la economía mexicana presentado momentáneamente en 2012, donde una economía emergente resulta expulsora de inversión extranjera directa, mismo que contraviene las generalidades de los flujos internacionales de inversión extranjera.

REFERENCIAS

  • Alfred Weber (1909) “Economías de aglomeración” [En Línea], http://www.eumed.net/libros-gratis/2010f/873/economias%20de%20aglomeracion.htm
  • Antoine W. van Agtmael (1981) “El reto de las economías emergentes”, [En Línea], texto completo en: http://www.generaccion.com/noticia/192031/reto-economias-emergentes.
  • Buonomo Mariela (2010)”Inversión extranjera directa y flujos de capital”, [En Línea], texto completo en:http://www.redge.org.pe/sites/default/files/InversionCapitales-MBuonomo.pdf
  • Cámara de diputados del H. Congreso de la Unión., (2012). “Ley de Inversión Extranjera” (LIE), gob [En Línea],  http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/44.pdf  [Accesado el 23 de Noviembre de 2013]
  • Deloitte, “España entre los primeros países del mundo en recepción de inversión extranjera”, (2014) en Deloiite firma española de servicios profesionales, [En Línea] http://www.deloitte.com/view/es_ES/es/75894a0c67a93410VgnVCM1000003256f70aRCRD.htm#  [Accesado el 20 de Febrero de 2014]
  • El diario (2013) “Enviaron mexicanos al extranjero más de 27 mil mdd en el 2013”, El Diario, diario electrónico, [En Línea]  http://diario.mx/Economia/2014-02-25_bafefc1a/enviaron-mexicanos-al-extranjero-mas-de-27-mil-mdd-en-el-2013/ [Accesado el 03 de diciembre de 2014]
  • Heckscher-Ohlin (1919-1933) [En Línea], http://www.eumed.net/cursecon/libreria/2004/alv/1a.htm
  • Helpman, E. y P. R. Krugman. 1985. “Market structure and foreign trade. Increasing returns, imperfect competition, and the international economy”. The MIT Press, Cambridge.
  • J Moreno, sin año, “La teoría de la localización”, [En Línea], texto completo en: http://www.ehu.es/Jmoreno/TextosTransporte/Teoria%20Localizacion.pdf
  • Jorge Ramos, “Record de inversión mexicana en el extranjero”, (2013), en Revista electrónica Dinero en imagen [En Línea] http://www.dineroenimagen.com/2013-01-28/15137 [Accesado el 10 de Noviembre de 2013]
  • José Zacarías Mayorga Sánchez y Clemencia Martínez Aldana,(2008) “Paul Krugman, El nuevo comercio internacional” en Revista Criterio Libre [En Línea] No. 8. Junio 2008, Bogotá Colombia, disponible en: http://www.unilibre.edu.co/CriterioLibre/images/revistas/8/CriterioLibre8art05.pdf [Accesado el 24 de Noviembre de 2013]
  • Martin N. Baily y Pal Erik Sjatil, “Un nuevo modelo para la Nueva Europa”, (2014) en DF.CL Diario Financiero, [En Línea] http://www.df.cl/un-nuevo-modelo-para-la-nueva-europa/prontus_df/2014-02-17/195708.html   [Accesado el 25 de Febrero de 2014]
  • Michal Kalecky (1984) “Teoría de la dinámica económica- Ensayo sobre los movimientos cíclicos y a largo plazo de la economía capitalista”
  • Michel Porter (1990) “The diamond theory” En Línea], texto completo en:  http://www.3w3search.com/Edu/Merc/Es/GMerc112.htm
  • Morales Roberto, “IED mexicana será de US47,000 millones”, (2013) en El Economista, Diario en línea, [En Línea]  http://eleconomista.com.mx/industrias/2013/09/23/seguira-febril-inversion-externa-mexico [Accesado el 25 de Febrero de 2014]
  • Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), (2011) Principales conceptos y definiciones de la Inversión Extranjera Directa”, en OCDE Definición marco de Inversión Extranjera [En Línea], Cuarta edición, disponible en:  http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/finance-and-investment/ocde-definicion-marco-de-inversion-extranjera-directa/principales-conceptos-y-definiciones-de-la-inversion-extranjera-directa_9789264094475-5-es#page13 [Accesado el 01 de diciembre de 2014]
  • Pampillón Rafael, “¿Qué son las economías en transición?” (2008) en Economy Weblog, [En Línea]  http://economy.blogs.ie.edu/archives/2008/03/que_son_las_eco.php  [Accesado el 25 de Febrero de 2014]
  • POLÈSE, Mario, (1998) Economía urbana y regional. Introducción a la relación entre territorio y desarrollo, 1a. ed., Libro Universitario Regional, Costa Rica
  • Raquel Díaz Vázquez, “Las teorías de la localización de inversión extranjera directa: una aproximación” (2002), articulo en Redalyc [En Línea]  [Accesado el 10 de Octubre de 2013]
  • Damm Arnal Arturo, “Inversion extranjera directa, ¿Qué nos dice?”, (2014), en Periódico electrónico Crónica [En Línea] http://www.cronica.com.mx/notas/2014/870503.html [Accesado el 3 de Diciembre de 2014]
  • Villareal C, “Las teorías de la localización de la inversión extranjera directa(IED): una aproximación”, (2004), en articulo electrónico [En Línea] http://www.web.facpya.uanl.mx/rev_in/Revistas/1.2/A5.pdf  [Accesado el 05 de Diciembre de 2014]
  • UNCTAD, 2010 “Informe sobre las inversiones en el mundo 2010.” Panorama general” [En Línea], disponible en: http://unctad.org/es/docs/wir2010overview_sp.pdf [Accesado el día 02 de diciembre de 2014]
  • UNCTAD, 2013 “Informe sobre las inversiones en el mundo 2013.” Panorama general” [En Línea], disponible en: http://unctad.org/es/PublicationsLibrary/wir2013overview_es.pdf [Accesado el día 02 de diciembre de 2014]
  • UNCTAD, 2014 “Informe sobre las inversiones disponible 2014.” Panorama general” [En Línea], texto completo en: http://unctad.org/es/PublicationsLibrary/wir2014_overview_es.pdf  [Accesado el día 02 de diciembre de 2014]
  • KNOEMA, 2014 “Inward and outward foreign direct investment flows and stock, annual, 1970-2012” [En Línea], texto completo en: http://knoema.com/UNCTADFDI2013/inward-and-outward-foreign-direct-investment-flows-and-stock-annual-1970-2012?action=download [Accesado el día 03 de diciembre de 2014]

 

[1] Coordinadora de la Licenciatura en Comercio Internacional de UAEMEX

[2]Licenciado en Comercio Internacional por la UAEMEX, actualmente labora en el sector aduanero.

[3] Acrónimo de Brasil, Rusia, India y China, economías que en la última década han presentado tasa de crecimiento mayores al promedio mundial, colocándose así como los nuevos actores relevantes en la escena mundial, ganando importancia económica y política y convirtiéndose en paradigmas de crecimiento económico.

Compartir en: